Bariloche se ha hecho famosa inicialmente a partir de contar con el centro de ski mas importante de Latinoamerica, lo que hizo que la temporada de invierno fuera la mas importante en la afluencia de turistas. Mas alla de la actividad del ski, la espectacularidad de sus paisajes sumada a la magia de las nevadas, atrae masivamente tambien a quienes realizan viaje con fines de ocio.
Con el tiempo nuestros visitantes han ido descubriendo poco a poco que este destino plagado de bonitas playas naturales, arroyos, rios y aun piscinas naturales, comenzaba a ser aceptado como opcion de vacaciones de verano, al punto que actualmente, es mas prolongada la temporada de verano que la de invierno, colaborando con ello, ademas de un clima apropiado, la proliferacion de actividades acuaticas (alquiler de kayacs, pesca con guia, navegacion a vela, kite surfing, windsurf, paseos en lancha, etc).
Pero Bariloche no se agota en las temporadas altas : las estaciones de otoño y primavera tambien tienen destacados encantos naturales. El Otoño permite disfrutar una variedad de ocres, amarillos, naranjas y rojos espectaculares en el paisaje, yendo del enrojecimiento de las lengas en las alturas de los cerros al follaje amarillo de alamos y abedules, de los sorbus junto a sus frutos rojos; siempre rodeados del verde perenne que aportan los cipreses y coihues.
La estacion de primavera atrae tambien por una explosion de colores, al florecer las retamas llenando de amarillos, luego los lupinos poblando el paisaje con sus violetas, rosas y azules y todas las otras especies completando un monumental palette de colores.
Visite Bariloche en otono y primavera tambien; de estacion a estacion los cambios son asombrosamente bellos y el costo del alojamiento es sustancialmente menor a la temporada estival.